Ed Mallen, Chiropractor, cycling for health

Todos los años, en esta época, escuchamos el mismo mensaje: Retome algún tipo de rutina de ejercicios. Vemos como aumentan las ventas en las membresías de los gimnasios, en la ropa para ejercicio y su equipamiento. Este es el momento de tomarlo en serio, dicen los especialistas en marketing y nos sugieren hacer una resolución para el nuevo año.
 
Si bien todo esto es algo positivo, es una pena que el empuje se produzca principalmente al comienzo de un nuevo año y sea altamente comercial. La recomendación es buena para todo el año.
 
Por extraño que parezca, el mensaje simplemente no funciona, a pesar de que todos hemos leído o escuchado acerca de los increíbles beneficios del ejercicio. Sin embargo, ahora tenemos algunas de las pruebas más convincentes hasta la fecha.
 
Mandy Oaklander cita al Dr. Mark Tarnopolsky, un neurólogo genético metabólico en la revista Time, “A medida que pasa el tiempo, trabajo tras trabajo tras trabajo muestran que la forma más efectiva y potente con la que podemos mejorar la calidad y duración de vida es con el ejercicio.”

El artículo continúa describiendo un estudio del Dr. Tarnopolsky en el que los ratones con una enfermedad genética causante de la degeneración temprana se dividieron en dos grupos. Uno se mantuvo sedentario durante cinco meses, mientras que los otros ratones fueron puestos en pequeñas cintas de correr.
 
Lo que los investigadores encontraron fue que, incluso con la enfermedad genética, los ratones que hacían ejercicio eran indistinguibles de los ratones sanos. Los que se mantuvieron sedentarios tenían problemas cardíacos, pérdida de cabello, masa muscular y “temblaban en un rincón a punto de morir”.
 
Los médicos han descubierto que ocurren muchos cambios positivos en la sangre después del ejercicio. Oaklander también escribe en el mismo artículo que el Instituto Nacional de Salud está planeando un estudio este año para probar la hipótesis de que el ejercicio es una verdadera medicina. Examinarán la sangre, la grasa y la masa muscular de 3.000 personas sedentarias de todas las edades antes y después de hacer ejercicio. Otro grupo de control que permanecerá sedentario también será examinado.
 
También escribe que:

“Sólo el 20% de las personas logran ejecutar los 150 minutos semanales de fuerza y ​​actividad física cardiovascular recomendados; más de la mitad de todos los baby boomers no hacen ningún ejercicio en absoluto y 80,2 millones de estadounidenses mayores de 6 años son totalmente inactivos.”

 
Estas son (o deberían ser) estadísticas muy preocupantes. Los humanos a menudo ven problemas en otros lugares, pero no los ven en sus propias vidas. Por ende, podríamos pensar que hacemos un trabajo de ejercicio “aceptable” y creer que esas cifras solo se aplican a otros.
Sin embargo, la realidad es que la mayoría de nosotros no nos ejercitamos lo suficiente.
 
Si alguna vez has deseado un mejor motivador para moverte, ¡este podría ser!
Oaklander escribe: “Se está haciendo evidente que el ejercicio beneficia a casi todos, tanto jóvenes, como viejos y embarazadas.

En un boletín anterior informamos cómo el ejercicio beneficia los telómeros, o la protección en el extremo de nuestros cromosomas. Una investigación reciente reafirma esta idea. El ejercicio extiende nuestra vida. Deberíamos movernos, no desde el punto de vista de una tediosa rutina, sino para lograr que nuestro cuerpo funcione bien y retrasar el proceso de envejecimiento. Pongámonos en forma para el nuevo año, pero vamos a mantenernos en forma para el próximo.


Doctor Curese Usted Mismo

 
photo of Ed Mallen, Chiropractor, West Palm Beach, FLAl igual que la mayoría de las personas que conozco, tiendo a ser inconsistente con mi rutina de ejercicios. Suelo caminar, correr, andar en bicicleta y nadar. Sin embargo, cuando la vida se complica o las cosas se interponen, surgen excusas y me olvido de mi plan. Me vuelvo perezoso y dejo de hacer ejercicio por un período de tiempo.
 
He sabido por años (y me han escuchado decirlo) que el ejercicio aporta muchos beneficios y puede reducir los niveles de dolor y mejorar los marcadores de salud. Sin embargo, el artículo al que se hace referencia aquí es bastante sorprendente. Me ha motivado volver a un programa de ejercicios y ser más consistente con mi rutina. Si bien he visto que mis pacientes que hacen ejercicio se mantienen mucho mejor que los que no lo hacen, ahora también me doy cuenta de que el ejercicio prolonga su vida.
Esta debería ser la mejor motivación para todos nosotros.
 
Sin embargo, no tiene que ser todo o nada. Solo una cantidad moderada de ejercicio, trabajar en el jardín y otras tareas pueden marcar una gran diferencia en cómo funcionan nuestros cuerpos y nuestras mentes.
 
He estado prescribiendo ejercicio a mis pacientes durante toda mi carrera y me complace leer que el gremio médico ahora se monta en el autobús de la banda. Es probable que el próximo estudio NIH aporte a nuestras profesiones (M.Ds y Quiroprácticos) una gran cantidad de apoyo basado en la evidencia de que el ejercicio es una verdadera medicina.
 
Así que consigue unos buenos zapatos, crea algo de tiempo para moverte y hazlo sagrado. La investigación más reciente nos dice que nuestras vidas dependen de eso.
 
Además, no podemos olvidar que vivimos en el probablemente único lugar del país donde se puede salir a caminar cómodamente o andar en bicicleta bajo el sol de enero. Además, Florida tiene un montón de parques estatales y nacionales. No es necesario ser miembro de un gimnasio.
-EJM


Consulta de ejercicio gratis con cualquier servicio.

Simplemente avisa en recepción cuando programes tu cita y te reservarán unos minutos extra.